Las empresas productoras en Brasil producen anualmente cerca de 13 millones de toneladas de carne de pollo.Desafortunadamente, el bienestar animal no es considerado para los pollos de engorde en esa cadena industrial.

A nivel mundial, somos apenas superados por los Estados Unidos en dicha producción, donde se procesan aproximadamente 17 millones de toneladas anuales. Aún es común encontrar galpones sobrepoblados, incómodos y estresantes. Las reglas a las cuales se someten los productos por el sello de Certified Humane tienen como objetivo eliminar los problemas que degradan la calidad de vida de esos animales. Vea a continuación los ocho aspectos de las normas de bienestar animal para pollos de engorde.

  1. Alimentación: nutritivos y en cantidad adecuada

Las normas para la alimentación estipula que los pollos de engorde deberán tener alimento disponible en cantidad adecuada, satisfaciendo sus necesidades nutricionales. Más importante aún es que la dieta sea controlada para evitar que las aves ganen peso de más; lo cual podría causar problemas motrices y anomalías en las patas. La ración no puede contener proteína derivada de mamíferos o aves (con excepción de huevos). También está prohibido añadir antibióticos a los alimentos para acelerar el crecimiento. Los comederos deber permanecer limpios, secos y bien conservados, y en cantidad suficiente para que los pollos no peleen entre ellos para acceder al alimento. La comida tiene que estar cerca: las aves no deben de caminar más de 4 metros para alcanzar el alimento.

  1. Agua: abundante, fresca y sin derramamiento

bebederos: bienestar animal para pollos de engordeEs necesario proveer agua potable, limpia y fresca todo el tiempo. Las normas de bienestar animal para pollos de engorde consideran una cantidad mínima de bebederos, que dependerá del modelo utilizado:1 por cada 100 pollos, si fuera tipo campana, 1 o por cada 20 pollos si el bebedero fuera tipo tetina, o 1 por cada 28 pollos en bebederos tipo copa. Esos equipos requieren ser colocados a una altura adecuada dependiendo del tamaño y edad de las aves. Es importante garantizar que el agua no caiga para evitar que las aves estén mojadas.

  1. Instalaciones: Cómodas, para que las aves puedan expresar su comportamiento natural

Los aviarios deben ser diseñados para proporcionar confort a los pollos – ya sea desde el punto de vista físico o psicológico. Las aves deben tener condiciones para expresar sus comportamientos naturales, para evitar situaciones de estrés. Lo cual incluye el enriquecimiento ambiental. Por ejemplo, se recomienda la instalación de perchas acordes con el tamaño y peso de las aves. Las aves no pueden estar en contacto con sustancias tóxicas y las instalaciones eléctricas deben ser seguras y estar protegidas, para evitar riesgo de choques o accidentes eléctricos. Los aviarios deben proporcionar a las aves suficiente espacio para moverse con libertad –todas deben poder estar de pie normalmente, darse la vuelta, y estirar sus alas sin dificultad. El cálculo del número de aves que podrá ser alojado en la instalación dependerá del peso. Las normas determinan que no haya más de 30 kilos por metro cuadrado.

  1. Piso y camas: fáciles de limpiar y libres de contaminación

Las normas de bienestar animal para pollos de engorde estipulan que el piso de concreto, el cual es más fácil de limpiar, es el mejor que el piso de tierra. Un punto a destacar: queda prohibido alojar a los pollos en jaula o instalaciones con piso de alambre o tableros de madera. Los productores deben poner atención particular en la calidad de las camas. Estas pueden ser enriquecidas con granos y paja corta o con material comestible; lo cual estimula a los pollos a picotear y rascar, previniendo el crecimiento excesivo del pico y garras. Es fundamental que la cama esté limpia, seca, a prueba de polvo y absorbente – es sustituida en caso esté húmeda o contaminada. La humedad y suciedad pueden causar quemaduras en las rodillas y patas de las aves. Esas lesiones provocan dolor, heridas que son canales de infecciones y dificultan el movimiento de los pollos.

  1. Iluminación: luz y sombra en la medida adecuada para el descanso de las aves

La iluminación de los aviarios juega un papel importante en la calidad de vida de las aves. La luz en exceso impide que ellas duerman adecuadamente, causando cansancio y estrés. Por ello, las normas establecen que cada 2 horas los pollos deben tener un mínimo de 8 horas de luz (artificial o natural) y un mínimo de 6 horas de oscuridad – excepto cuando el período natural sin luz fuera menor a esto, lo que ocurre en determinadas regiones durante el verano.

  1.  Temperatura: sin variaciones bruscas y la ventilación debe asegurar baja concentración de contaminantes

Es una situación crítica para el bienestar de los pollos: ellos necesitan que la temperatura corporal se encuentre alrededor de 41° C. Un aumento de 4 o 5° C en la temperatura corporal causará la muerte de las aves. Por ello, es fundamental que el control térmico sea adecuado. Las instalaciones deben minimizar los riesgos de sobrecalentamiento. Los aviarios construidos después de 2006 deben tener un sistema de enfriamiento evaporativo.

  1. Calidad del aire: libre de contaminantes

Las normas de bienestar animal determinan cuales son las condiciones adecuadas de la calidad del aire. Así, el ambiente requiere con un sistema de ventilación capaz de mantener la concentración de amoniaco, dióxido y monóxido de carbono y polvo en niveles adecuados.

  1. Acceso a pastura (libre pastoreo/free-range)no es obligatorio, pero en caso exista de ser protegido y darle mantenimiento

Manejo con bienestar animal para pollos de engordeLas normas de bienestar animal para pollos de engorde no exigen acceso a áreas externas. Sin embargo, si ese fuera el caso, algunos estándares deben ser cumplidos. El área de acceso al que las aves tendrán acceso debe ser construida principalmente de vegetación – pero es necesario que tengan acceso a gravilla o arena gruesa para facilitar la digestión. El espacio mínimo del área externa es de una hectárea por cada 1000 aves. El espacio no debe estar desgastado, degradado o inundada, y el área de reposo requiere estar drenada adecuadamente. Los pollos criados en este sistema deben tener acceso al área externa a partir de la 4 semana de edad y por un mínimo de 8 horas todos los días, excepto cuando el período de luz natural sea menor. Los meses más calientes, se debe asegurar un área con sombra cuyo espacio sea suficiente para que las aves no se amontonen.

FUENTE: Instituto Certified Humane Latinoamérica